LA LUCHA CONTRA NARCOTRÁFICO INTERNACIONAL

 

El Profesor de Mirandés quería que los organismos de control de estupefacientes del Estado Español tuvieran conocimiento y control de la lucha contra el narcotráfico que realizaba a través de la Coordinadora de la Lucha Antidroga, por lo que se trasladó a Madrid para reunirse con Interventor del Servicio de Control de Estupefacientes del Estado Español, Dr. Jacinto Musons Ginesta, que había sido Profesor de Criminalística de la Universidad de Barcelona.


El Dr. Musons, desde su despacho en el Ministerio de Sanidad en Madrid, en Príncipe de Bergara 54, de Madrid, controlaba los cargamentos de droga, que aprendía la Policía y la Guardia Civil.


En sus oficinas del Ministerio los funcionarios controlaban las aprehensiones de droga que realizaba la Policía y que la misma Policía daba cuenta a los medios de comunicación. El 100% de los alijos debían llegar al Interventor del Servicio de Control de Estupefacientes del Estado Español Dr. Jacinto Musons Ginesta para ser quemados. Pero, le confesaba al Prof. José de Mirandés que en realidad la Policía le hacía llegar menos del diez por ciento de la droga que incautaban y que aparecía en los medios de comunicación. El Dr. Jacinto Musons ya había publicado en ABC 11 de febrero de 1969: “Se comercia con ella con impunidad total, sin contar que la toxicomanía es una enfermedad sumamente contagiosa y que se extiende con la rapidez del rayo”.


El Dr Musons no conseguía que los números de los cargamentos de droga incautada por la Policía cuadraran ni de lejos, pero había conocido a un luchador honesto contra la droga. Abandonó el cargo en el Ministerio de Sanidad, y regresó a su Sabadell natal, muy cerca de Barcelona, para estar al lado del Prof. José de Mirandés y poder apoyar su obra. Así lo hizo, pero, su sufrimiento en la lucha contra el narcotráfico le produjo un proceso de psicosonátización con un cáncer galopante por el que poco después este honesto luchador contra la droga, brazo derecho del Prof. De Mirandés, falleció. Poco antes de morir el Dr. Jacinto Musons entregó al Prof. José de Mirandés una serie de artículos para que los publicara en la Revista Antidroga y así, tras su fallecimiento seguir ayudando a los jóvenes. José de Mirandés así lo hizo… hasta que los narcotraficantes y los intereses creados destruyeron toda la obra.


Acceso a la Revista Antidroga